Infiltración de modelantes no reabsorbibles o biopolímeros (Acto médico estético o acto criminal)

no reabsorbibles o biopolímeros

DR. FREDDY E. MENDEZ T. – La cirugía estética en la actualidad se ha convertido en práctica habitual por la sociedad, constituyendo requerimientos de alta demanda del mercado en la población, es así como personas de diferentes estratos sociales buscan o solicitan cada vez con mayor frecuencia procedimientos de cirugía estética. Esta alta demanda es el resultado de los cánones de belleza que dicta actualmente la moda y la publicidad en los diversos medios de comunicación, ello trae como consecuencia la proliferación de franquicias, profesionales de la salud de otras especialidades o individuos inescrupulosos dedicados a esta labor generalmente sin estar capacitado para ello y aplicando productos que causan muchas secuelas a las personas tratadas.

Este flagelo ya tiene más de dos décadas afectando a personas que ingenuamente se dejan practicar infiltración con productos que generalmente desconocen, por confiar en las personas que practican estos hechos y el por el boom publicitario que estos tienen, sin conocer las terribles secuelas que los biopolímeros causarán en su organismo. Es así como hechos recientes de complicaciones por este tipo de procedimientos han resaltado como noticias notables a nivel mundial, tales como: Muertes de pacientes en Europa y otras partes del mundo, así como el caso más publicitado en la actualidad; el de las graves secuelas presentadas por la renombrada artista mexicana Alejandra Guzmán. Sin embargo hay muchas personas que han sufrido o están presentando estas terribles complicaciones y que por no ser famosas no han tenido la relevancia en la sociedad.

El uso de modelantes no biodegradables o biopolímeros representa un alto riesgo para la persona tratada con este material. A nivel mundial se considera un problema de salud pública por las complicaciones que causan en el organismo, tales como: Deformidades en cualquier parte de cuerpo donde son inyectados (Senos, glúteos, muslos etc.), o distante al sitio de su implantación por la capacidad de los componentes químicos de migrar del sitio donde fueron infiltrados a regiones vecinas o lejanas y aún más graves complicaciones letales cuando son infiltrados directamente al torrente circulatorio con compromisos severos pulmonares, cardiacos o cerebrales.

El problema se agrava por la facilidad de adquirir estos productos, el cual puede ser usado por profesionales de la salud (Enfermeros, Cosmetólogos, médicos esteticista) o cualquier individuo muchas veces ignorantes del riesgo al cual somete a su cliente, así mismo el número cada vez mayor de personas ingenuas que solicitan este tipo de servicio, en busca de procedimientos económicos con efectos mágicos por ser altamente promocionados con esas cualidades.

Médico Especialista en Cirugía Plástica Reconstructiva

Estética, Maxilo-Facial y Caumatología.

Médico Especialista en Láser.

Medicina Hiperbárica y Sub-Acuática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *